Download Freewww.bigtheme.net/joomla Joomla Templates Responsive

Los habitantes de Esquipulas convertidos al catolicismo en tiempos de la colonia, jamás se imaginaron que la imagen de Jesús Crucificado que habían encargado a Quirio Cataño para venerarlo en la antigua Villa, se convertiría con el paso de los siglos en una de las imágenes más veneradas de Mesoamérica.
Desde la instauración de las romerías a Esquipulas en 1595, se cuentan por millares los peregrinos que de México y Centroamérica visitan la basílica donde permanece desde 1758.
El día de ayer, la población esquipulteca, junto a peregrinos de El Salvador y Honduras, conmemoró 422 años de la existencia del Cristo Negro en una clara manifestación de fe que se tradujo en una solemne procesión y la elaboración de alfombras por parte de vecinos e instituciones educativas y la tradicional quema del “castillo”, un juego de luces pirotécnicas que iluminó el cielo esquipulteco para culminar las celebraciones conocidas también como las celebraciones del 9 de marzo, actividad en la que participó el Alcalde Municipal, miembros de la Cámara de Comercio y autoridades religiosas.